Localidades

Hornillos del Camino

La primera que este pueblo aparece en los escritos documentales es en el siglo IX, debido a que por allí pasaba una línea defensiva formada por torres fortaleza de la primitiva Castilla. Dicha línea de torres pasaba por Tardajos, Rabé y llegaba hasta Castrogeriz. En aquel tiempo a este pueblo se le llamaba “Forniellos”, que quiere decir pequeños hornos, dedicados a la alfarería y obtención de yesos. Hornillos del Camino fue dado por Alfonso VII al Monasterio de San Dionisio de París. Después se fundo aquí un monasterio dependiente de “Nuestra Señora de Rocamador” (Francia) y era gobernado por un prior francés, sus religiosos llegaban a doce. Alfonso VIII en 1181 concedió este Monasterio a la villa de Hornillos y fue confirmada por Fernando III en 1217 Con los años se crearon hasta tres hospitales, el de San Lázaro, destinado a leprosos y peregrinos, el del Santo Espíritu, creado para romeros y peregrinos y otro más, hoy desaparecidos. En el año 1936, aparecieron unos sepulcros visigóticos, donde se encontró bastante cerámica y otros metales de gran valor. En la puerta de una de las casas hay un sepulcro esculturado sirviendo de dintel.

 

http://www.hornillosdelcamino.es

Fiestas y celebraciones

San Román

18 de Noviembre

 

Fiesta del Gallo

Tienen lugar a finales de julio

“Derrotados los ejércitos de Napoleón en la Guerra de la Independencia española, los franceses se hallan en franca retirada. Grupos en desbandada pululan por media España tratando de alcanzar la frontera. Uno de estos grupos desarmado, maltrecho y hambriento hace su aparición en las cercanías de Hornillos.
Una avanzadilla se acerca al pueblo y aprovechando que los vecinos se encuentran escuchando la Santa Misa, hacen un recorrido por todos los corrales, dejando al pueblo sin una sola gallinácea. Para no delatarse, los gabachos esconden los pollos y gallinas muertos en los tambores, reuniéndose a continuación en la plaza de la Fuente.
A la salida de Misa, los pobres paisanos se percatan que en los corrales han desaparecido los gallos y las gallinas que eran su base de alimentación. Con el Alcalde al frente, todos los vecinos acuden a la plaza de la Fuente a pedir explicaciones a los franceses, que niegan rotundamente una y otra vez su conocimiento.
Lloran las mujeres por tanta desgracia pidiendo la intersección de su patrono San Antón, y entonces aconteció el milagro, ante las miradas atónitas de los presentes, uno de los gallos muertos comenzó a cantar desde el interior de un tambor, descubriendo la fechoría. Desde entonces el gallo fue el símbolo del pueblo de Hornillos y la fuente pasó a llamarse la Fuente del Gallo”

Restaurantes

Restaurantes