Somos Contratación Contacto Facebook
somos   / contratacion   /   contacta  /    Vía Aquitania  
Qué hacer

Patrimonio Cultural
Qué hacer

Acueducto de Abanades
Una de las grandes obras de ingeniería civil llevadas a cabo en España durante el s. XVIII y mediados del s. XIX, es el Canal de Castilla. Su finalidad era la de facilitar las comunicaciones en el interior de la Península, entre el norte y el centro y permitir así el transporte de trigo castellano. Recorre parte de las provincias de Burgos, Valladolid y Palencia. La compleja construcción del Canal de Castilla requirió del desarrollo de importantes obras de ingeniería, que además de facilitar la conducción y regulación del caudal de agua permitieran la navegación por todo el trazado y el aprovechamiento de la energía producida. Se construyen acueductos, se levantan puentes, presas, retenciones, esclusas, dársenas, diques... adaptados a cada tramo del Canal, y que hacen de éste un alarde de ingeniería. En sus márgenes se levantan diversos edificios para almacenar mercancías trasportadas por el Canal (almacenes, fábricas harineras que transforman la materia prima..), viviendas de obreros, casas de escluseros... que son un excepcional ejemplo de arqueología industrial. A su paso por Burgos el Canal de Castilla atraviesa la localidad de Melgar de Fernamental. Esta localidad se sitúa en la comarca de Odra Pisuerga, a 50 Kilómetros de Burgos, abarca una extensión de 109 km2 y cuenta con una población aproximada de 2.057 habitantes. Tiene cuatro pedanías: San Llorente de la Vega, Valtierra de Riopisuerga, Tagarrosa y Santa María de Anánuñez. En Melgar de Fernamental, en el km 31,4, se localiza el Acueducto Abánades, conocido también como Puente del Rey, que es uno de los Acueductos más espectaculares levantado en el ramal Norte del Canal de Castilla para salvar el curso del río Valdavia. Esta obra de ingeniería permitía salvar las vaguadas de los ríos, que discurrían bajo la estructura, y además daban continuidad al caudal del Canal y al camino de sirga sobre el acueducto.
Más información
Línea
Canal de Castilla
Bien de interés cultural desde 1991, esta singular obra de ingeniería posee un recorrido de gran singularidad entre las poblaciones de Castrillo de Ríopisuerga y Melgar de Fernamental. El Canal de Castilla es uno de los proyectos más relevantes de ingeniería civil de la España Ilustrada. El objetivo principal de su construcción fue servir como vía fluvial de comunicación y transporte que solucionase el problema de aislamiento al que estaba sometida la meseta castellana y leonesa, debido a una orografía complicada y una deficiente y mal conservada red viaria, que dificultaba y hacía casi imposible el transporte de los excedentes agrarios de la región, cereales en su mayoría. La actividad perfecta para pasar un día en familia.
Más información
Línea
Conjunto Histórico Artístico de La Villa de Pesquera del Ebro
En el norte de las tierras de Burgos, el río Ebro se abre paso entre afiladas rocas y resistentes macizos. Pesquera y un rosario de aldehuelas entre las que destaca por su gran belleza el despoblado de Cortiguera, se asientan en pequeñas agrupaciones cerca de los cursos de agua y buscando la protección y el resguardo de las inclemencias del tiempo que pueden ofrecerle las altas laderas. Los pueblecillos se dispersan por el valle, quedando casi ocultos, llegando a fundirse en la gran magnitud del paisaje. Pesquera se localiza en un ensanchamiento del cañón del Ebro, en el punto en que se deja paso a un reverdecido y fresco valle todo el año. Es un pueblecito de hermosas vistas desde donde se tiene una excepcional panorámica del cañón del Ebro. La primera referencia escrita que se tiene sobre Pesquera data del año 941, Piscaria, cuando se cita la iglesia de los Santo Justos, Pastor y Saturnino y que en la actualidad constituye el punto central del pueblo. El valle de Sedano fue, durante los siglos centrales de la Edad Media una región divisoria, entre reinos cristianos y musulmanes que progresivamente se fue ocupando por pobladores procedentes de las tierras asturianas.
Más información
Línea
Conjunto Histórico Artístico La Villa de Castrojeriz
La villa de Castrojeriz (Burgos), fue declarada conjunto histórico artístico por Decreto 3709/1974, de 20 de diciembre («B.O.E.» de 31 de enero de 1975). Castrojeriz se encuentra situada en el extremo occidental de Burgos, en el límite con la provincia de Palencia, en medio de la llanura de Tierra de Campos. Tuvo su origen en lo alto del cerro donde se asienta el castillo, en un primitivo castro que ya estaba habitado en los siglos IV y II a.c. por los vacceos. Posteriormente se romanizó como emplazamiento militar frente a los cántabros a finales del siglo I a.c. Castrojeriz jugó un importante papel en los primeros intentos de reconquista y repoblación de los reyes asturianos y en la estructuración y formación de Castilla. Con Alfonso III se convierte en la capital más importante de la zona, uno de los principales condados de Castilla, y residencia del conde gobernador, Munio o Nuño Núñez, que llegó a obtener el título de conde de Castilla. Garci-Fernández le otorga el 8 de marzo del año 974 el famoso fuero de manos, uno de los más antiguos de España, en el que se establece el grado de infanzonía o caballería villana, nobleza de segunda clase, según la cual se podía alcanzar al grado de caballero con el simple hecho de acudir a la guerra con un caballo, y que más tarde se hizo general en Castilla. En época medieval, siglos XII al XVI, la villa alcanza su mayor esplendor, convirtiéndose por su privilegiada situación en el Camino de Santiago y paralelamente al desarrollo de éste, en un importante y floreciente núcleo de la Castilla plenomedieval. En el siglo XIV, se amplía el Castillo. Se conservan restos de la muralla medieval, construida sobre la antigua romana en el paseo de la puerta del Monte, muy dañados por el terremoto de Lisboa, de 1755.
Más información
Línea
Conjunto Histórico Artístico La Villa de Escalada
Escalada se localiza al noroeste de la provincia de Burgos, junto a un pronunciado meandro que se forma en el curso del río Ebro a su paso por la comarca de las Loras. El río en este tramo sortea y horada el duro material de los macizos rocosos presididos por los altos del Aidal y la Espeluca abriendo profundo desfiladeros y espectaculares cañones. El caserío está prácticamente oculto, casi escondido entre una tupida maleza y los bosques de encina, quejigo, enebro, tejo y arce, que sólo en los lugares más abruptos pierden frondosidad debido a la verticalidad de las rocas. El origen del pueblo data de s VIII cuando se inició la repoblación de las tierras más próximas a Asturias, la vertiente meridional de la Cordillera Cantábrica. La fundación de Escalada se relaciona con el abad Rodanio procedente de Amaya desde donde se enviaban eclesiásticos a distintos lugares. El abad fundó el monasterio de San Martín que al igual que otros cenobios de la época tuvo un importante papel en el momento de colonización medieval. El monasterio era el origen de la repoblación del lugar, y atraía y otorgaba amparo a los pobladores llegados de los valles cántabros. En el s. IX la zona ya estaba repoblada con gentes procedentes de Toranzo y Esles, traídas por el conde Gundesindo. Las gentes del abad y los señores afirmaban que extender el cultivo en los campos agradaba a Dios, por lo que roturaban los baldíos mediante escalíos, de donde procede el nombre del pueblo. Posteriormente el pueblo fue cuna de varias familias hidalgas que han dejado sus muestras en numerosas construcciones, la más llamativa, el Palacio de los Gallo.
Más información
Línea
Conjunto Histórico Artístico La Villa de Huérmeces
Huérmeces es una pequeña localidad emplazada a 900 m de altitud en las tierras al noroeste de Burgos. El desfiladero del río Úrbel, localizado aguas arriba de Huérmeces a pocos kilómetros del pueblo, marca la transición entre las campiñas de la gran cuenca sedimentaria del Duero en el valle del Arlanzón y las sólidas calizas turolenses correspondientes a las últimas estribaciones de la Cordillera Cantábrica. El desfiladero fue desde época prehistórica considerado un adecuado lugar para asentarse al permitir abundancia de caza y pesca y el abrigo en sus numerosas cuevas, como la de Valdegoba, con restos que datan de hace 100.000 años, y el castro celtibérico de San Vicente. Huérmeces surgió inicialmente como población que controlaba el paso del Úrbel, tradicional vía que permitía la comunicación entre las comarcas de Tozo y Valdelucio, en el bajo y el medio Úrbel. Por esta razón en plena Edad Media se asentó un buen número de pobladores en Gormeces (866, Doc. Santo Toribio de Liébana). En el s. XII la villa ya estaba completamente organizada y pertenecía al alfoz de Mansilla. El s XVI fue el de mayor prosperidad y la localidad adquirió el título de villa. Poderosas familias, comerciantes y regidores procedentes de la cercana Burgos ocuparon tierras en la zona y se asentaron aquí construyendo sus respectivas casas señoriales como el de los Zorrilla, los Arriaga y los Fernández. El más singular y antiguo es el de los Salamanca, localizado a unos 500 m del pueblo. La gran balconada además de ser un elemento compositivo de gran elegancia permitía vigilar el valle cómodamente.
Más información
Línea
Conjunto Histórico Artístico La Villa de Sasamón
El río Odra a su paso por las tierras del norte burgalés forma una amplia depresión delicadamente atravesada por las líneas arboladas de chopos, alisos y álamos que acompañan a los pequeños cursos fluviales. Las tierras de Sasamón son una extensa llanura dominada por imponentes edificios religiosos que alcanzan el tamaño de verdaderas catedrales. El primer asentamiento en Sasamón procede de la época romana, cuando se asentaron en la zona un gran campamento que fue sede de hasta siete legiones: Augusta, Macedónica, Alaude, Hispanienses Gemina, Valeria Victrix... traídas para organizar la sanguinaria bellum cantabricum, la guerra contra los pueblos cántabros que dirigió el mismo Octavio Augusto en el s I a.C. Los historiadores romanos, como Floro y Orosio, describieron el acontecimiento con toda crueldad. La antigua Segisama que recibe su nombre de "sego", acto de vencer o alcanzar la victoria, fue una importante mansio de la villa Aquitana Tarraconense y tuvo un papel decisivo en la romanización de los pueblos del norte, por sus proximidad a otras grandes ciudades romanas.
Más información
Línea
Conjunto Histórico Artístico La Villa de Sedano
El valle de Sedano se localiza al noroeste de la provincia de Burgos, en una tierra de rotundos relieves formados por la sucesión de tres formaciones geológicas: los austeros páramos de la Lora, amplias plataformas de gran altitud y base horizontal, los cañones y desfiladeros de los grandes ríos norteños como el Ebro y el Rudrón, y las Loras, espectaculares elevaciones ro- cosas que según un criterio geomorfológico, son una serie de sinclinales colgados que se distribuyen en la zona norte de las provincias de Burgos y Palencia. Entre ellas destacan por su espectacularidad, altura y forma, los conjuntos de Peña Amaya y las Tuerces. Todas estas formas generan en suma un singular y personalísimo paisaje. En concreto, la comarca de Sedano es un área de transición entre dos cuencas hidrográficas, la del Ebro y la del Duero, delimitada por la sucesión de estrechos vallejos. El pueblo se localiza al fondo de uno de ellos, rodeado por altas laderas y abruptas formaciones rocosas. La existencia de población en el valle data de época muy antigua, como atestiguan los numerosos dólmenes y monumentos megalíticos de carácter funerario que se han encontrado en la zona. En bretón, la palabra dolmen significa mesa de piedra, debido a la forma exterior que suelen tener estos conjuntos. Los dólmenes son agrupaciones de grandes lajas de piedras hincadas en la tierra, protegidos exteriormente por amontonamientos de otras piedras o rocas que en su interior guardan esqueletos y ajuares funerarios. Los más singulares, que se encuentran en el valle son el de Arnilla, formado por piedras de más de dos metros de altura, el de la Cotorrita, Villaescusa del Rudrón y Moradillo de Sedano, el megalito principal se orientaba hacia la salida del sol, simbología habitual en todos ellos
Más información
Línea
Conjunto Histórico Artístico La Villa de Villadiego
Las tierras de Villadiego se localizan al noroeste de la provincia de Burgos muy próximas al límite provincial. Están ubicadas en una tierra de transición entre la llanura (valles del Arlanza) y la montaña (las Loras burgalesas). La villa está situada en la margen derecha del río Brullés. Fue fundada, según la tradición, por el conde Diego Rodríguez Porcelos, señor de Amaya, en el año 880, algunos años antes de que emprendiera, por mandato del Rey Alfonso III el Magno, la fundación o repoblación de Burgos, (h. 884). Así se tituló esta Villa, bien porque el Conde Diego la fundara, bien porque fuera su dueño y señor. Del pasado floreciente de Villadiego dan buena prueba el número de iglesias con que contó Villadiego: iglesia de San Lorenzo, de Santa María, San Juan de Mediavilla, ermita de Santa Ana y la del Santo Cristo, de las cuales han llegado hasta nuestros días las dos primeras y la ermita del Sto. Cristo. La villa fue declarada BIC (Bien de Interés Cultural) con la categoría de Conjunto Histórico con fecha 03/02/1995.
Más información
Línea
Conjunto Histórico Artístico La Villa de Villasandino
En Villasandino el curso del río Odra, afluente del Brullés, se ensancha y disminuye su profundidad. El pueblo se localiza en un estratégico vado sobre el río, donde se unen ambos cauces, generando una amplia vega en la comarca de páramos, valles y campiñas del centro de Burgos. Junto a los cursos fluviales se extienden eternas llanuras de cereal, perfiladas por suaves ondulaciones que generan el paisaje propio de las parameras detríticas donde sobresalen tan sólo algunas elevaciones, tesos y cerros testigo como los de Valdepozones, Arnáiz y Cuesta Guarzas, que son los más cercanos al pueblo. Villasandino, la villa de Sendino o de las siete sendas, como cuenta la tradición, fue fundada en el s IX. En el s XIII fue donada por parte del rey Fernando III a Don Mauricio, obispo de Burgos, que fue el gran impulsor de la villa y mandó construir el puente. La villa se convirtió en una de las behetrías castellanas de la merindad de Castrojeriz, a petición de las Cortes de Valladolid, con el fin de convertir en villas las tierras solariegas e intentar superar así la crisis ocasionada unos años antes por la peste negra. En 1616 el señorío pasó a ser posesión de los duques de Lerma por 6.968.000 maravedíes, y según el documento de compra, el pueblo estaba rodeado por una muralla y a él sólo se podía acceder a través del puente.
Más información
Línea
Esclusa 10 Ramal Norte
A su paso por Burgos el Canal de Castilla atraviesa la localidad de Castrillo de Riopisuerga donde se localiza la esclusa 10, ingenio que facilitaba y permitía la navegación. El Canal de Castilla a lo largo de su trayecto atraviesa diversos desniveles del terreno. Para permitir la navegación y salvar los desniveles se construyeron esclusas, que elevaban o descendían los navíos que en ellas se encontraban. Constituyen las esclusas uno de los elementos más llamativos del Canal, llegándose a construir en algunos tramos incluso cuatro esclusas escalonadas juntas debido al gran desnivel que tenían que salvar en determinados puntos, ya que el límite de desnivel que una sola esclusa puede cubrir es limitado (unos 25 metros). En total se cuentan en el Canal 50 esclusas, siendo el ramal norte el que más tenía ya que el relieve era más accidentado. Tipológicamente encontramos esclusas ovaladas y rectangulares. Las ovaladas se fechan en el s. XVIII y corresponden al ramal Norte. Para regular el nivel de caudal de agua se instalaron unos dispositivos mecánicos (compuertas) en cada uno de los extremos de las esclusas, en un principio de madera y posteriormente metálicas. Con el paso de los años estos dispositivos fueron sustituidos por presillas fijas de hormigón. La esclusa 10 se enclava en un paraje solitario, en que solo destaca el acueducto de un arco de Talda, localizado bajo la parte norte de la misma.
Más información
Línea
Esclusa 14 Ramal Norte
A su paso por la provincia de Burgos, el ramal norte del Canal de Castilla atravesaba la localidad de San Llorente donde localizamos dos bienes declarados de interés cultural, el molino y la esclusa 14 y caseta que nos ocupan. Para salvar los desniveles del terreno y permitir la navegación se hizo necesaria la construcción de las esclusas, que elevaban o descendían los navíos que en ellas se encontraban. Constituyen las esclusas uno de los elementos más llamativos del Canal, llegándose a construir en algunos tramos incluso cuatro esclusas escalonadas juntas, que permitían salvar desniveles mayores (el límite de desnivel que una sola esclusa puede cubrir está limitado a 25m). En el Canal de Castilla se construyeron 50 esclusas, siendo el ramal norte el que más tenía ya que el relieve era más accidentado. En este ramal localizamos las esclusas ovaladas, construidas en el XVIII. Además, para regular el nivel de caudal de agua se instalaron unos dispositivos mecánicos (compuertas) en cada uno de los extremos de las esclusas, en un principio de madera y posteriormente metálicas. Con el paso de los años estos dispositivos fueron sustituidos por presillas fijas de hormigón. La esclusa 14 se localiza en el km. 25,8 del ramal norte del Canal, tras atravesar la localidad palentina de Naveros de Pisuerga, donde el Canal se adentraba en la provincia de Burgos, permitiendo la esclusa salvar el desnivel de terreno y seguir su paso hacia Melgar de Fernamental. El conjunto lo formaba la esclusa con la casa del esclusero y almacén, además del antiguo edificio que albergaba el molino-central. En el otro margen se alzaba una pequeña construcción y un puente para un arroyo que discurre paralelo al Canal.
Más información
Línea
Línea
Tu rincón
TU RINCÓN
EN LA COMARCA
Linea

Si tienes alguna información que quieres que publiquemos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro correo adeco-cam@cyl.com

Línea
Copyright © 2011 Adeco Camino. Todos los derechos reservados / Aviso legal
Logos
Diseño web: bi comunicación visual / Fotografías: bi comunicación visual / ARCAY Proyectos Turísticos