Somos Contratación Contacto Facebook
somos   / contratacion   /   contacta  /    Vía Aquitania  
Qué hacer

Huérmeces
Qué hacer

Conjunto Histórico Artístico La Villa de Huérmeces
Huérmeces es una pequeña localidad emplazada a 900 m de altitud en las tierras al noroeste de Burgos. El desfiladero del río Úrbel, localizado aguas arriba de Huérmeces a pocos kilómetros del pueblo, marca la transición entre las campiñas de la gran cuenca sedimentaria del Duero en el valle del Arlanzón y las sólidas calizas turolenses correspondientes a las últimas estribaciones de la Cordillera Cantábrica. El desfiladero fue desde época prehistórica considerado un adecuado lugar para asentarse al permitir abundancia de caza y pesca y el abrigo en sus numerosas cuevas, como la de Valdegoba, con restos que datan de hace 100.000 años, y el castro celtibérico de San Vicente. Huérmeces surgió inicialmente como población que controlaba el paso del Úrbel, tradicional vía que permitía la comunicación entre las comarcas de Tozo y Valdelucio, en el bajo y el medio Úrbel. Por esta razón en plena Edad Media se asentó un buen número de pobladores en Gormeces (866, Doc. Santo Toribio de Liébana). En el s. XII la villa ya estaba completamente organizada y pertenecía al alfoz de Mansilla. El s XVI fue el de mayor prosperidad y la localidad adquirió el título de villa. Poderosas familias, comerciantes y regidores procedentes de la cercana Burgos ocuparon tierras en la zona y se asentaron aquí construyendo sus respectivas casas señoriales como el de los Zorrilla, los Arriaga y los Fernández. El más singular y antiguo es el de los Salamanca, localizado a unos 500 m del pueblo. La gran balconada además de ser un elemento compositivo de gran elegancia permitía vigilar el valle cómodamente.
Más información
Línea
Torre de los Padilla
La torre se localiza en el extremo este del caserío que conforma el casco urbano de Huérmeces. Se conservan escasos restos, que se resumen en dos lienzos enteros y una parte y arranque de otras dos. Fue destruido para aprovechar sus materiales en la construcción. Aparece mencionado en la documentación en la manda de Isabel Pacheco a su hijo Jerónimo en 1528. En 1774 se menciona el fuerte como perteneciente al duque de Abrante, estando ya en muy malas condiciones y quedando solo vestigios de lo que fue. El edificio consta de un rectángulo de 13 por 10.25 metros de lado, con muros de 1.90 metros de grosor. En el lado Oeste se adosaría un cuerpo, actualmente perdido. En los lienzos se abren saeteras y permanece íntegro un vano adintelado. La torre tendría almenas apoyadas en doble modillón. Interiormente se dividiría en un sótano y cuatro plantas, todo construido en mampostería con buen sillar en las esquinas; y relleno en el interior de los muros con cal y canto. Atendiendo a la tipología de los vanos, al tallaje de los sillares y al año en que se cita por primera vez, Cadiñanos lo fecha a comienzos del siglo XVI. CADIÑANOS BARDECI, I. (1987): Arquitectura fortificada en la provincia de Burgos. Burgos, p.44; COOPER, E. Castillos señoriales de Castilla en los siglos XV y XVI. Madrid 1980 - Dirección Gral. de Patrimonio Cultural Junta de Castilla y León (servicios.jcyl.es/pweb)
Más información
Línea
Línea
Tu rincón
TU RINCÓN
EN LA COMARCA
Linea

Si tienes alguna información que quieres que publiquemos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro correo adeco-cam@cyl.com

Línea
Copyright © 2011 Adeco Camino. Todos los derechos reservados / Aviso legal
Logos
Diseño web: bi comunicación visual / Fotografías: bi comunicación visual / ARCAY Proyectos Turísticos